The Wicklow Way

Irlanda / ,,/  29 Mar 2019    Mar 2019
Una senda por etapas entre infinitas praderas y montañas irlandesas.
Alrededores de White Hill

Itinerario >> Días 1, 2 y 3 de nuestra senda por Irlanda.

Día 1: tras visitar por la mañana Glendalough, empezamos por la tarde la etapa que lleva hasta Oldbridge.

Día 2: etapa Oldbridge – Knockree.

Día 3: etapa Knockree – Dublín.

>> Inicio guía y mapa de ruta completo

The Wicklow Way.

Wicklow Way es uno de los National Waymarked Trail de Irlanda, es decir una de las caminatas de largo recorrido señalizadas por The Irish Sport Council, una organización para promover la práctica deportiva en el país. La senda completa atraviesa los condados de Carlow, Wicklow y Dublin), siendo su mayor atractivo su paso a lo largo del Parque Nacional de las Montañas de Wicklow.

Otro de los grandes atractivos de esta caminata es la tranquilidad. Hay pocos senderistas realizando la ruta. Solo nos encontramos con más gente en tramos en los que los irlandeses realizan excursiones de un día.

Nosotros tuvimos además mucha suerte con el clima. Realizamos la ruta durante el mes de abril, que si bien es cierto no es el mes más lluvioso en Irlanda, tampoco suele entregar una ventana de tres días de sol. Cuando en la última noche preguntamos en el albergue de Knockree cuántos días al mes disfrutaban de un clima tan agradable, no nos dejaron ni terminar la frase… ¿How many days…? ¡One! Mmmm, ok nosotros tuvimos ¡Three!

Etapas.

Las 7 etapas oficiales forman un total de 127 kilómetros y más de 3000 metros de desnivel. Tradicionalmente se describen de norte a sur, comenzando en Marlay Park (Dublín):

  • Marlay Park – Knockree
  • Knockree – Roundwood / Oldbridge
  • Roundwood / Oldbridge – Glendalough
  • Glendalough – Glenmalure
  • Glenmalure – Moyne
  • Moyne – Shillelagh
  • Shilleagh – Clonegal

Podéis ver en el artículo dedicado a Glendalough cómo llegamos en transporte público hasta el inicio de nuestra ruta.

Por cuestiones de logística, nosotros lo realizamos en sentido contrario y empezando en Glendalough. La razón es que teníamos unos 3 días antes de comenzar nuestro viaje por el resto de la isla con un coche de alquiler y terminar la senda en Dublín era la opción más lógica y sobretodo más cómoda para poder ir a nuestro ritmo sin prisas. Pensé empezar en Glenmalure y hacer 4 etapas en 3 días, pero finalmente decidí dedicar el tiempo a realizar una ruta y una visita más tranquila en Glendalough.

Otra razón de peso para elegir la ruta (podéis ver más abajo el mapa del track) era que puestos a elegir las etapas a realizar, las que había al norte de Glendalough, atravesaban las montañas del condado de Wicklow, por lo que era de esperar que el paisaje fuera más espectacular. Por otro lado, terminar la caminata directamente en la capital, me parecía más interesante que hacerlo en cualquier otro lugar.

>> Otras sendas por etapas que hemos realizado en nuestros viajes: Camino de Santiago, Camino Natural de la Ruta del CantábricoCamino Inca, Volcán Rinjani.

Alojamiento, equipamiento y comidas.

Es muy importante reservar el alojamiento con cierta antelación porque no existe mucha oferta a lo largo del camino. Normalmente solo hay uno o dos albergues/casas de huéspedes al final de cada etapa. Nosotros pasamos la primera noche en The Wicklow Way Lodge de Oldbridge (impresionante desayuno) y la segunda en el Knockree Hostel (impresionantes vistas). Ambos alojamientos los reservé por email.

Ventanal en nuestra habitación del albergue de Knockree

Además del equipo necesario para cualquier senda por etapas, es importante tener en cuenta que debemos llevar ropa preparada para la lluvia de Irlanda. Otro punto importante es que normalmente no pasamos por pueblos donde poder comprar comida, con lo que debemos llevar víveres suficientes como previsión cuando podamos comprar. Nosotros siempre llevamos algo de fruta y al menos un par de raciones de sopa instantánea que no pesa casi nada y se puede preparar en un momento con los calentadores de agua que tienen todos los alojamientos (recordad que aquí se toma el té).

La Ruta.

Nuestra ruta conformó tres etapas montañas de The Wicklow Way. Cada instante se disfruta y a lo largo del camino, alcanzamos cotas que incluso nos permitieron divisar el mar.

Escaleras para salvar los pasos vallados

El camino en sí es bastante cambiante. A veces la senda es directamente una pradera junto a una finca, otras se trata de un sendero estrecho salvado de las posibles lluvias con maderos similares a los de las vías del tren y otras es una pista empedrada sencilla de caminar.

Distancia (km): 50 (3 etapas de 10, 21 y 19 kilómetros).
Duración: 3 días.
Lugar de inicio: Glendalough (condado de Wicklow), Irlanda.
Circular: No.
Dificultad: Baja-Media. Nosotros tuvimos especial suerte con el clima, pero hay que ir preparado para las lluvias. No es especialmente duro, aunque tendremos que salvar algunos desniveles importantes.
Desnivel acumulado (m): 2100.
Señalización: Está perfectamente señalizado con postes de madera grabados con flechas amarillas.
Destacado: Paisaje verde, «túneles» de árboles, lagos de montaña, miradores naturales.

Track.

Nuestra Senda.

Dejamos atrás Glendalough tomando las flechas amarillas de The Wicklow Way. La etapa comienza con una importante subida. Al echar atrás la mirada podemos ver los lagos y el esplendor de todo el valle.

Cruzamos un puente de madera y seguimos subiendo. El paisaje empieza a parecerse a lo que nos vamos a encontrar el resto de kilómetros. Verdes praderas, arbustos rojizos, algún tramo encerrado por los árboles y pasos prácticos entre fincas construidos con escalinatas de madera. He visto como se nos cruzaba un zorro.

Llegando ya al alojamiento (Wicklow Way Lodge) tras unos 10 km (a sumar a los 9 que hicimos en Glendalough antes de salir) se pierde un poco el encanto con un par de kilómetros por una estrecha carretera. Toca descansar muy contentos de nuestro primer día completo de viaje por Irlanda.

Al día siguiente, hemos amanecido recuperados y con ganas de seguir el camino. El exagerado y buenísimo desayuno irlandés nos va a dar fuerza para el resto del día. En todo caso, llevamos agua, plátanos, nueces, galletas y la cena de esta noche. No encontraremos fuentes tampoco en esta etapa que nos llevará hasta Knockree. Este será el día más completo y la ruta más bonita de las 3 etapas. Nos encontraremos algún que otro corzo (o similar, reconozco no estar muy puesto en la fauna del lugar). La senda es durilla por la cantidad de subidas y bajadas, hay 3 o 4 rampas que rompen bastante el ritmo de los 21 km que tenemos que recorrer.

Salimos por la carretera, dejando el fantástico Wicklow Way Lodge. Después de un par de kilómetros por el asfalto, un brusco giro a la izquierda nos lleva directamente a una sucesión de caminos rurales típicamente irlandeses. Una dura rampa de subida nos deja sobre una cómoda pista que vamos subiendo poco a poco.

Llegamos de nuevo a la carretera y giramos a la izquierda. Solo pisamos el asfalto unos metros, pero se hacen duros. Al torcer a la derecha el paisaje cambia completamente. Un espeso túnel de árboles nos acompaña con otra distinción del camino a nuestros pies: los tablones de madera para facilitar el paso y evitar la mayor erosión del sendero. Al salir del bosque, nos dirigimos a una zona totalmente abierta por la que continuamos ascendiendo. La parada en el memorial a Malone es obligatoria desde donde además se tienen unas vistas impresionantes del lago «Lough Tay». J. B. Malone fue un senderista que estableció la ruta que acabaría siendo conocida como The Wicklow Way.

Lough Tay

Dejando atrás el mirador sobre el lago, seguimos el trek caminando por White Hill (630m el punto más alto de toda la ruta), donde divisamos el mar por primera vez​. Djouce Mountain es la siguiente «baliza» pero no la coronamos. El camino oficial sigue sin hacer esta cima y dado el regular estado de mi rodilla, es preferible no hacer más esfuerzos extras. Estos últimos 4-5 kilómetros han sido los más bonitos de toda nuestra senda hasta ahora.

Tras un respiro, comenzamos un pronunciado descenso que solo es interrumpido por un «rampón» que tenemos que salvar a unos 4-5 km del final. Siguiendo por la pista, vemos a nuestra derecha y desde lo alto la catarata «Powerscourt» que está junto a un área recreativa llena de irlandeses que no quieren desaprovechar ni un minuto de este soleado sábado. El trek sigue el descenso por un bosque donde nos mezclamos con senderistas que están haciendo rutas más cortas. Y finalmente un bonito paseo junto a un río y una nueva rampa de subida final nos dan el derecho a llegar al albergue de esta noche.

El albergue de Knockree es un alojamiento juvenil (el enorme grupo de niños de una especie de «boys scouts irlandeses» con los que lo compartimos dan fé de ello) que está situado en un emplazamiento fantástico. Teníamos dos literas reservadas pero nos rehubicaron sin coste adicional en una habitación doble con un enorme ventanal con vistas a la montaña. ¡Un lujo!

Al contrario de lo que pensamos la última etapa con final en Dublín fue más bonita de lo esperada. El único toque urbano lo encontramos en los últimos kilómetros.

Dejamos nuestro nuevo albergue favorito y comenzamos el día como no podía ser de otro modo con una dura cuesta para hacer piernas. Rápidamente la subida se hace más tendida y alcanzamos la cima de la primera colina del día sin demasiados problemas. Es una pista ancha y fácil de seguir. Ya abajo pasamos por una zona semiurbana, y comenzamos el último ascenso del camino a la nombrada en algunos carteles como «Doublin Mountain».

De repente nos juntamos con un montón de gente que está haciendo una especie de marcha y nos sentimos un poco agobiados después de varios días casi en soledad… Dublín comienza a verse a lo lejos y los pies ya van solos hasta Marlay Park. Una vez en este parque enorme, nos dirigíamos al aparcamiento junto a Marlay House donde finaliza oficialmente el camino en una especie de puerta pequeña de piedra.

Es domingo y está todo lleno de puestos de comida callejeros. Decidimos que nuestra ruta iba a tener su glorioso final junto a un puesto de hamburguesas 🙂 . Después de reponer fuerzas y hacernos la foto de rigor en el punto oficial de comienzo/fin del camino, hemos tomado el bus 16 que nos deja en el centro, para recoger nuestra mochila con el resto del equipaje y seguir el viaje por Irlanda…

Si bien hemos tenido mucha suerte con el clima, lo cierto es que The Wicklow Way nos ha encantado.

Galería.

Comparte esta senda de viaje
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest

Autor entrada: Sergio

Un paseo por Glendalough Al Alba en el Valle del Baztán

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sendas de Viaje recoge estos datos exclusivamente para gestionar la aceptación y publicación de tu comentario en esta página legitimado por tu propio consentimiento. La información es almacenada en el hosting de Webempresa. Puedes solicitar más información o modificaciones en nuevassendasdeviaje@gmail.com