The Causeway Coast Way, más allá de la Calzada de los Gigantes

Irlanda / ,,,/  4 Ago 2019    Ago 2019
Para llegar a una de las atracciones naturales más famosas de Europa, a la Calzada de los Gigantes, recorremos una senda costera espectacular en la que caminaremos por infinitas playas, observaremos curiosas formaciones rocosas y descubriremos acantilados impresionantes.

Itinerario >> Día 5 de nuestra senda por Irlanda.

  • El día anterior llegamos desde Belfast y pasamos la noche en el albergue Finn McCool’s Hostel, en un lugar privilegiado pues está a solo 15 minutos caminando de la Calzada de los Gigantes.
  • Visitar Calzada de los Gigantes en soledad.
  • Realizar ruta de senderismo entre el puente colgante Carrick-a-Rede y la Calzada de los Gigantes.
  • Parada para ver las vistas sobre el Castillo de Dunluce.
  • Llegada a Kilcar Lodge B&B, cerca del acantilado Slieve League.

>> Inicio guía y mapa de ruta completo

Albergue

The Causeway Coast Way.

The Causeway Coast Way es una senda por etapas relativamente corta, ya que en total son 51 km que se pueden recorrer en dos o tres días. Se encuentra al nordeste de Irlanda del Norte y uno los pueblos de Ballycastle y Portstewart. A su paso encontramos importantes atracciones como la Calzada de los Gigantes (Giants Causeway), el puente colgante Carrick-a-Rede Rope y el castillo de Dunluce (Dunluce Castle).

Elephant Rock en The Causeway Coast Way

La Ruta.

Nosotros recorrimos los 20 km de la ruta que me parecieron más interesantes y al mismo tiempo que podríamos caminar tranquilamente con paradas. Desde el puente colgante Carrick a Rede en Ballintoy hasta nuestro albergue una vez pasado La Calzada de los Gigantes. Toda la senda es espectacular, puede que la mejor ruta costera que hayamos hecho nunca. Destaca especialmente los últimos 8 kilómetros que nos permitirán descubrir a los pies de impresionantes acantilados «otras calzadas para gigantes» que no veréis si solo os acercáis a la Calzada de los Gigantes «oficial».

Formaciones de basalto a lo largo de la ruta

Cómo hacer la ruta.

Nosotros dejamos el coche en el albergue donde habíamos dormido y a pocos metros del mismo en la parada de autobús Aird, Giants Causeway The Nook cogimos el 172 a las 9:10 hasta la parada Ballintoy, Carrick-a-Rede Rope, desde esta última, hay poco más de 300 metros a la entrada del recorrido que nos lleva al puente Carrick-a-Rede.

El trayecto en bus fue de unos 15 minutos y tardamos unas 7-8 horas a paso tranquilo en llegar a recoger el coche.

Distancia (km): 20.
Duración: 7-8h.
Lugar de inicio: Carrick-a-Rede Rope (Ballintoy), Irlanda.
Circular: No.
Dificultad: Baja-Media.
Desnivel acumulado (m): 500. El recorrido es en general llano, pero en la última parte hay varios kilómetros de subidas y bajadas por los acantilados.
Señalización: Hay postes indicativos. De todos modos, basicamente hay que seguir la línea costera.
Destacado: Playa en White Park Way, acantilados, Calzada de los Gigantes.

Track.

Nuestra Senda.

A las 7 de la mañana suena el despertador. Salimos a la cocina común del albergue y tomamos algo rápido. Tenemos ganas de ir a la Calzada de los Gigantes y aprovechar que a estas horas no habrá casi nadie… Y así es, al alcanzar este impresionante monumento natural, solo un chico tomando fotografías con un trípode nos está esperando. Nosotros, sin ser tan «pro» en las fotografías, nos entretenemos en recorrer la Calzada y sus altas columnas de basalto, mientras chocan las fuertes olas de fondo. Nos recuerda a la playa de Reynisfjara en Islandia.

Tras una hora para nosotros solos en la Calzada de los Gigantes, volvemos al albergue y nos preparamos para empezar la ruta costera. El pequeño trayecto en bus nos deja cerca de la puerta de Carrick-a-Rede y resulta que está cerrado aún. Bueno, para empezar no sabíamos que estaba controlado con tickets y que además, no era barato (9 libras, precio de 2019). Pero claro ya que estamos aquí, pasamos y recorremos el pequeño sendero que lleva al puente.

El puente de cuerda Carrick-a-Rede fue erigido por primera vez por pescadores de salmón en 1755, lógicamente ahora está bastante reconstruido. El lugar es bonito, pero las pequeñas dimensiones del puente son inversamente proporcionales a la cantidad de gente que hay y lo cierto es que conociendo bastantes puentes colgantes en España de acceso gratuito (Cahorros, Chulilla, …), la visita nos decepciona un poco.

Dejamos atrás la visita turística y empezamos a caminar «en serio» por la Causeway Coast Way. La primera indicación nos recuerda que esta costa y la Calzada de los Gigantes en particular son Patrimonio Mundial.

Tomamos una agradable sendero y pronto llegamos al puerto histórico de Ballintoy (Ballintoy Harbour). Los dos kilómetros siguientes son espectaculares, pegados al mar y a multitud de formaciones rocosas entre las que destaca un gran arco coloquialmente conocido como El Elefante.

Cuando hemos caminado ya 6km, alcanzamos la infinita playa de White Park Bay, 2,5 km caminando por la arena los dos solos. Pura tranquilidad. Tras dejar atrás Dunseverick Harbour, llegamos a las ruinas de Dunseverick Castle donde descansamos un poco y reponemos fuerzas con unos sandwichs y algo de fruta.

Desde el siguiente hito, en Port Moon y en la base de los acantilados, se puede ver una remota cabaña de pescadores que se usó como base en el pasado para capturar salmón. A partir de aquí nos alejaremos aún más de las carreteras del interior y surcaremos un sendero estrecho junto a los acantilados. Caminaremos «pintando» una especie de ziz-zag y subiendo y bajando pequeñas colinas. A nuestros pies, lo mejor de todo, formaciones de columnas de basalto intactas debido a su complicada accesibilidad… «Las otras Calzadas de los Gigantes».

Tras disfrutar muchísimo el último tramo, tomamos una bajada pronunciada que nos lleva de nuevo a la Calzada de los Gigantes, si bien ahora y a diferencia de esta mañana, está asediada por la gente, también es cierto que ha salido el sol así que paramos a despedirnos de la zona y tomar un poco de aire.

Castillo de Dunluce

Una vez en el coche y después de un breve paso por un supermercado, cogemos dirección a la costa oeste de Irlanda. Pero antes de abandonar la Causeway Coast, paramos a contemplar la panorámica de Dunluce Castle. Un día muy completo…

Galería.

Dunseverick Castle

Comparte esta senda de viaje
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest

Autor entrada: Sergio

GR-37, recorriendo la Serranía del Turia Senda por los pueblos negros de Guadalajara

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sendas de Viaje recoge estos datos exclusivamente para gestionar la aceptación y publicación de tu comentario en esta página legitimado por tu propio consentimiento. La información es almacenada en el hosting de Webempresa. Puedes solicitar más información o modificaciones en nuevassendasdeviaje@gmail.com